Por: Alvaro Liuzzi 19 jun. 2012


Destacado como uno de los mejores thrillers policiales de la actualidad, la serie televisiva The Killing (AMC - 2011) acaba de cerrar el último domingo su segunda temporada. 

La historia gira en torno a la investigación del asesinato de una joven de Seattle y sus múltiples sospechosos, todo enmarcado dentro de una campaña política que semana a semana coloca un nuevo protagonista en la mira policial.

Además de ser un excelente producto audiovisual, The Killing ha tenido un aspecto diferencial por fuera de la pantalla que le permitió producir dinámicas muy interesantes con su audiencia.

Como toda serie, desde su primer capítulo tuvo disponible un espacio en la Web de la cadena que la emitía. Allí se subían semanalmente adelantos, entrevistas a sus protagonistas e información de los capítulos pero a medida que avanzaban las semanas los datos contextuales crecían.

Y es en este punto donde aparece el término transmedia aplicado a un producto televisivo donde ficción y realidad comienzan a fusionarse.


Durante la primer temporada, en el sitio de la serie los usuarios podían encontrar un apartado denominado "Rosie´s Room". Aquí era posible entrar virtualmente a la habitación de la víctima y encontrar pistas que en el propio argumento narrativo de la serie emitida cada domingo no presentaban. Cuando se habla de inmersión y narrativas transmedia este es un excelente ejemplo.

La apuesta fue muy interesante porque sus realizadores no replicaban contenido en diferentes plataformas, la intención desde el comienzo fue expandir la historia principal lanzando datos e información para que los televidentes se conviertan en usuarios y puedan continuar la investigación en forma paralela.

Para la segunda temporada, emitida este año, no se quedaron atrás y redoblaron la apuesta. Con la investigación avanzada ahora era posible repasar los archivos y evidencias que agrupaban sospechosos y datos de la escena del crimen.


La iniciativa de esta temporada fue muy interesante de seguir porque estos mismos datos que los usuarios teníamos accesibles en la Web eran cada vez mas difíciles de alcanzar y ordenar para Linden, la policía protagonista de la serie perseguida por las internas políticas dentro y fuera de la estación.

Si bien The Killing tuvo presencia en las redes sociales con una cuenta de Twitter (@TheKilling_AMC) y en Facebook con una page (Facebook.com/TheKilling) estos espacios se utilizaban por fuera del universo narrativo que proponía la serie, allí se publicaban avisos de horarios de emisión, datos de los actores y contenido del rodaje.

La segunda temporada duró poco mas de tres meses, creo que todo este tiempo podría haber servido para que agregaran a la estructura principal líneas transmediáticas y expandiesen aún mas la historia por fuera de los límites de la pantalla y su sitio Web. 

Era totalmente adaptable la utilización del tiempo real imaginando a los protagonistas de la serie interactuar semana a semana a través de redes sociales y sumando una mirada personal de los hechos de ficción.

The Killing sin dudas es un buen ejemplo de narrativas transmedia donde, como dijimos, una historia se logra expandir a través de diferentes plataformas y la audiencia muta constantemente entre usuarios y televidentes.


Links:

- The Killing (Dinamarca) Serie original que luego se adaptó en EE.UU

. "Rosie´s Room" para investigar la habitación de la víctima

- @TheKilling_AMC Twitter oficial de la serie

- La lista de los usuarios de Twitter de cada protagonista de la serie

- Transmedia, periodismo y educación desbordada


Comentar

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

El Autor

Alvaro Liuzzi / Periodista / Consultor e Investigador en Medios Digitales /

Redes

Tecnología de Blogger.

Facebook SP

Google+ SP

- © Segundo Plano - Metrominimalist Theme - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -