Por: Alvaro Liuzzi 10 ene. 2013


El próximo 15 de enero saldrá a la venta el nuevo libro de Carlos Scolari, "Narrativas Transmedia, cuando todos los medios cuentan" (Deusto), con 342 páginas que prometen brindar una perspectiva amplia con entrevistas y ejemplos variados de esta dinámica narrativa que ha irrumpido con fuerza en los últimos tiempos.

Seguí de cerca la producción del libro porque además de interesarme el tema Carlos incluyó una entrevista que realizamos sobre lo que fue la experiencia del documental transmedia Malvinas Treinta, interés que aprovecho para agradecer nuevamente desde este espacio.

La editorial colgó como adelanto el Capítulo 1 que incluye una entrevista a Henry Jenkins. Le envié a Carlos algunas preguntas para saber mas específicamente de que va el libro y de vuelta con las respuestas también adjuntó algunas páginas interiores:


- ¿A que tipo de público está dirigido este libro? 

 A diferencia de otros libros que he publicado -como HACER CLIC (Gedisa,, 2004) o HIPERMEDIACIONES (Gedisa, 2008), o los trabajos que coordinamos con Mario Carlón para La Crujía (EL FIN DE LOS MEDIOS MASIVOS del 2009 y COLABOR_ARTE del 2012- este volumen está pensado para otro tipo de lector.

NARRATIVAS TRANSMEDIA le habla al guionista, productor o creador audiovisual; también a los periodistas y documentalistas. Los expertos en marketing, storytelling o branding también encontrarán muy útiles sus contenidos. Finalmente, estoy seguro que será de interés para los alumnos y profesores de comunicación que quieran tener una visión general del "transmedia storytelling". 


- ¿Que encontrará a, grandes rasgos, el lector en sus 342 páginas? 

El lector encontrará una panorama muy amplio de las narrativas transmedia, desde su origen hasta el análisis de decenas de ejemplos (algunos clásicos como Matrix o Star Wars, otros muy recientes como Águila Roja o Panzer Chocolate, por no hablar de casos provenientes del mundo periodístico o documental).

El libro, además, es polifónico porque incluye más de 20 entrevistas inéditas. Finalmente, el texto se enriquece con decenas de infografías y mapas de expansiones transmedia. Nunca había hecho un libro con tantas imágenes, gráficos y mapas!


Tapa del libro


- ¿Quiénes figuran entre los entrevistados? 

Las entrevistas van desde Henry Jenkins hasta Christy Dena, pasando por José Luis Orihuela, Gonzalo Frasca y otros profesionales de la BBC, Globo y Antena 3. Si bien he entrevistado a algunos investigadores, la mayoría son profesionales provenientes de muchos países (Argentina, Brasil, Uruguay, Canadá, USA, Italia, Dinamarca, España, Finlandia, Reino Unido, etc.).


 - ¿Cuál creés que es el valor diferencial del libro frente a otras producciones ya publicadas? 

SI bien ya hay algunos trabajos en castellano dedicados al transmedia, son sobre todo académicos y focalizados. Este es el primer libro que abarca todo el universo del transmedia storytelling desde el proceso de diseño hasta la actividades de los fans, pasando por la redacción de la biblia transmedia, la optimización del uso de cada medio y las estrategias de financiación. Por otro lado, como ya dije el libro no se queda en la ficción y se extiende hacia la no ficción (periodismo transmedia y documental transmedia).

Estoy muy contento con esta obra porque creo que es un aporte importante que llega en el momento justo: las grandes audiencias de la era del broadcasting se están fragmentando y las narrativas transmedia son una forma para volver a reunirlas, aunque sea parcialmente, ya no alrededor de un medio sino de un relato.


Casi testigo - The Walking Dead



A continuación la entrevista incluída en el libro sobre la experiencia Malvinas Treinta:



- Cómo ha sido la experiencia de Malvinas30? ¿Qué expectativas tenían? ¿Se cumplieron? 

 Las expectativas al comenzar el proyecto se centraban en el desarrollo de un Documental Transmedia/Interactivo que a falta de experiencias prácticas similares nos colocaba en una posición de experimentación permanente. Durante su puesta en marcha el proyecto intentó que los usuarios re/vivan la historia de la Guerra de Malvinas tal cual sucedió durante el año 1982 y por eso el trabajo se pensó como una contínua producción desde el 2 de marzo hasta el 14 de junio. Un documental vivo y en tiempo real.

 A un mes del cierre del proyecto y luego de 8 meses de trabajo puedo decir que Malvinas30 ha sido una experiencia de aprendizaje y descubrimiento de un nuevo género narrativo que los periodistas debemos seguir de cerca.


 - ¿Qué repercusión tuvo el proyecto en los medios tradicionales? El comportamiento de los grandes medios durante la guerra no fue precisamente ejemplar… 

 Cuando comenzó a idearse el proyecto el tema “Malvinas” no figuraba en la agenda de los medios argentinos, pero a medida que se acercó el 30º aniversario del comienzo de la Guerra las noticias se multiplicaron exponencialmente. En este sentido, y con tanta oferta informativa similar, sabíamos que los medios y los usuarios buscarían coberturas y realizaciones diferentes, con valor agregado, relacionadas a los 30 años de la Guerra de Malvinas.

Para nuestra satisfacción allí entró en juego Malvinas30 con distintas entrevistas en medios gráficos, digitales y radios que se interesaron en la narrativa, transmedia e interactiva, que proponía el proyecto y sobre todo en la relación participativa que planteaba junto a los usuarios.


 - Muchos se piensan que, para hacer transmedia, hay que tener los recursos de una major de Hollywood o el National Film Board de Canadá… ¿Cómo se financió Malvinas30? 

 Malvinas30 se ideó como un proyecto independiente y fue autofinanciado. En resumen no recibió apoyo monetario de ninguna institución privada ni pública. Quizás la falta de financiación pueda verse como un obstáculo, yo siempre prefiero tomarla como una ventaja para realizar proyectos sin límites editoriales, temporales o estéticos en los que apostar al mediano y largo plazo se convierte en una metodología de trabajo.

 La Web ha democratizado los procesos de producción como nunca antes, nos ha brindado herramientas gratuitas de publicación y acceso ilimitado a nuestras audiencias, quien centre exclusivamente la realización de proyectos a su financiación externa se está perdiendo gran parte de esta revolución de contenidos.


 - ¿Qué aporta el documental transmedia respecto al documental tradicional? 

 La utilización de narrativas transmedia diseñadas para la producción de documentales aporta hoy perspectivas muy interesantes para un género emergente que debemos seguir de cerca.

Esta evolución que remixa el formato audiovisual tradicional con plataformas digitales interactivas influye directamente sobre el modo en que se proyectan y producen los nuevos documentales, y a su vez sobre la forma en que éstos llegan a la audiencia. Inaugurado con el film “Nanook of the North” (Robert Flaherty / 1922), el género documental mantuvo durante casi un siglo similares dinámicas de producción y consumo. Se imponía la figura del “Director”, una estructura discursiva lineal (de principio a fin) y espectadores que sólo participaban de manera cognitiva interpretando lo que visualizaban en pantalla durante un período estructurado de tiempo. Como explica Arnau Grifeu Castells en su trabajo de investigación “I.Doc”, el “Documental Transmedia/Interactivo” impone la resignificación de los roles tradicionales.

 En el nuevo escenario la figura del “Director” se sustituye por la del “Autor” que libera el contenido a la audiencia y la acompaña en el recorrido, cumpliendo así una función asistencial durante el proceso.

La narrativa, por su parte, pasa de ser lineal a multilineal e interactiva por lo que los usuarios ahora toman decisiones frente al contenido y crean su propia experiencia documental a medida que avanzan a través del discurso y las plataformas. Malvinas30 tuvo como eje fundamental el “tiempo real”, el proyecto publicó durante 4 meses día a día portadas de periódicos argentinos e ingleses y emitió en “falsos vivos” en la misma fecha y a la misma hora pero 30 años después los programas de TV, noticieros y cadenas nacionales que la sociedad argentina observó en 1982.

 En este sentido el concepto “tiempo real” fue clave porque por un lado nos permitió crear una pieza documental “viva” en constante producción y por otro nos ayudó a presentar los hechos bélicos, políticos y sociales respetando los tiempos originales de evolución. Sin dudas el “real time” asociado a la realización de Documentales Transmedia sobre hechos históricos encuentra hoy en el escenario digital un espacio privilegiado para seguir experimentando con nuevos lenguajes y estilos narrativos.


:::Links:::

- Perfil de Carlos Scolari

- Narrativas Transmedia, cuando todos los medios cuentan



1 comentarios add one

El Autor

Alvaro Liuzzi / Periodista / Consultor e Investigador en Medios Digitales /

Redes

Tecnología de Blogger.

Facebook SP

Google+ SP

- © Segundo Plano - Metrominimalist Theme - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -